<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1983499318457692&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Cuidar personas mayores

Cómo afrontar el Alzheimer de un familiar mayor

Afrontar el Alzheimer de un familiar no es una tarea sencilla. En esta publicación te explicamos qué es el Alzheimer y cómo detectarlo.


Aunque todos hemos oído hablar del Alzheimer, nunca nos imaginamos que pueda aparecer en nuestro entorno más cercano. 

Por ello, es importante entender qué conlleva esta enfermedad, y saber cómo afrontarla de la forma más adecuada.

También te pueden interesar las ayudas a la dependencia para cuidadores y personas con Alzheimer.

En este blog te explicamos algunos consejos que te ayudarán a detectar el Alzheimer, y los tratamientos más habituales para hacer esta enfermedad más llevadera.

¿Cómo detectar el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Es la causa más común de demencia en personas mayores. 

A medida que la enfermedad progresa, las personas con Alzheimer pueden tener dificultad para recordar hechos recientes, hacer planes o tomar decisiones. Además, pueden presentar problemas a la hora de comunicarse, o interactuar con los demás.

Aunque no hay un síntoma específico que indique la presencia del Alzheimer, existen diversas pruebas y evaluaciones que los médicos pueden usar para comprobar si una persona presenta síntomas de esta enfermedad y determinar su gravedad.

¿Qué pruebas se realizan para detectar el Alzhéimer??

¿Qué pruebas se realizan para detectar el Alzheimer?

Los avances en la detección del Alzheimer evolucionan día a día. Para identificarlo, se utilizan pruebas basadas tanto en el comportamiento del paciente, como en los resultados de análisis complejos. Estos son algunas de las pruebas más populares hoy en día:

    • Pruebas genéticas para detectar las probabilidades de sufrir Alzheimer: Algunas personas con Alzheimer tienen mutaciones genéticas que aumentan su riesgo de desarrollar la enfermedad. Los análisis de sangre o de saliva pueden detectar estas mutaciones.

    • Repaso del historial médico y realización de un examen físico: El médico puede hacer preguntas sobre el historial médico de la persona para buscar signos de otras condiciones médicas que podrían estar causando los síntomas o ser propensas a desarrollarlo.

    • Pruebas centradas en el deterioro cognitivo: Una prueba cognitiva, a modo de ejercicio práctico, sirve para hacer preguntas al paciente para evaluar la memoria, el pensamiento y la capacidad de razonamiento de la persona.

    • Detección del Alzheimer a través de imágenes del cerebro: Las imágenes del cerebro, como las tomografías computarizadas (TC) o las resonancias magnéticas (RM), pueden ayudar a detectar cambios físicos y visuales en el cerebro que suelen afectar a las personas con Alzheimer.

    • Análisis de líquido cefalorraquídeo (LCR): El médico puede extraer una pequeña muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR), situado en el espacio entre el cerebro y la columna vertebral, para buscar indicios que pueden indicar la presencia de Alzheimer.

¿Cómo se puede tratar el Alzheimer?

Actualmente no existe una cura definitiva para el Alzheimer, pero sí podemos encontrar tratamientos que ayuden a controlar los síntomas.t

Estas terapias pueden ayudarnos a afrontar el Alzheimer de un familiar mayor, y mejorar su calidad de vida.  Los más comunes incluyen:

    • Toma de medicación: Podemos encontrar diferentes tratamientos que retrasan la progresión del Alzheimer y sus síntomas. Estos fármacos están orientados a mejorar la memoria, controlar la inflamación, y mejorar la circulación sanguínea en el cerebro. Otro tratamiento común consiste en bloquear la producción de la proteína LRP3, la cual se cree que puede ser uno de los desencadenantes del Alzheimer.

    • Terapia: La fisioterapia, la musicoterapia, la terapia ocupacional o la estimulación multisensorial ayudan al paciente a mejorar su calidad de vida y frenar los síntomas de la enfermedad de forma paulatina.

    • Atención y cuidados personalizados: Los cuidadores deben estar preparados para manejar los desafíos del trabajar con una persona con Alzheimer, por lo que se recomienda contar con ayuda profesional. Un trato personalizado es esencial para favorecer el estado de salud de personas con Alzheimer. Esto puede incluir el cuidado en casa, en un hogar de ancianos o el cuidado en un centro de día. 

 

El servicio IMA Contigo para personas con Alzheimer

El servicio de IMA Contigo ayuda a las personas mayores y con tratamientos de larga duración, para que puedan recibir su medicación organizada por un farmacéutico. 

Las tomas estarán divididas en función del tipo y la cantidad de medicación que debe tomarse, de forma sencilla, e indicando el momento del día que debe hacerse.

Esto supone una gran ayuda para aquellas personas que sufren de esta enfermedad, ya que les facilita el poderse medicar correctamente, sin complicaciones.

También te puede interesar

Suscríbete y conoce lo último en IMA