Cuidar personas mayores

Grados de dependencia: cuáles son y cómo reconocerlos.

¿Conoces los distintos grados de dependencia que existen en nuestro país? Te contamos cuáles son, en qué se diferencian y cómo calcularlos.


Actualmente en España existen 3 tipos de grados de dependencia, diferenciados en base a las necesidades de cada persona que se encuentran en dicho grupo, de menores a mayores necesidades. Estos son:

  • Grado I: dependencia moderada
  • Grado II: dependencia severa
  • Grado III: gran dependencia 

Estos 3 grados de dependencia vienen marcados por la Ley de Dependencia de 2006 que recoge la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

¿Qué significa el grado de dependencia?

Antes de profundizar en los tres tipos de grados de dependencia, para que sea más fácil entender en qué se basa y porque cada uno de estos grados, queremos repasar qué se entiende por grado de dependencia.

 

El término grado de dependencia se utiliza para describir el grado de dependencia de una persona con respecto a otra, es decir, la imposibilidad de una persona para valerse por sí misma en ciertos aspectos de la vida cotidiana, que la obligan a necesitar a alguien que le cuide y le asista.

Grado de dependencia I - Dependencia moderada

El grado de dependencia I se denomina dependencia moderada porque en este caso la persona necesita ayuda en ciertas actividades o acciones cotidianas de su día a día pero que no va más allá.

Existen muchos ejemplos que podríamos poner, sobre todo en personas mayores, como por ejemplo atarse los cordones de los zapatos. 

Grado de dependencia II - Dependencia severa 

En lo que respecta al grado de dependencia II se habla de una dependencia severa, lo que quiere decir que si el grado de dependencia I son aspectos aislados que no requieren de ayuda más de una vez, o dos por día, en este caso se requiere tres o cuatro veces.

También tiene que ver el tipo de motivo que impulsa a la dependencia, ya que ayuda para terminar de vestirse o recordar la toma de medicación podrían ser factores decisivos, pero no que requieran un cuidado constante o permanente durante todo el día.

Estos dos últimos ejemplos tendrían que ver con la deterioración del sistema psicomotriz o con pérdidas de memoria, respectivamente.

Grado de dependencia III - Gran dependencia

El grado de dependencia III es el más severo, ya que supone que la persona es dependiente, habiendo perdido casi en su totalidad su autonomía y necesita casi de manera continuada, a lo largo del día, una persona que le asista

Hechos tan básicos como comer o ir al baño de manera autónoma son totalmente imposibles para las personas que sufren gran dependencia. No están capacitados para salir a la calle por sí mismos y en muchos casos vienen afectados por problemas y deterioro de la salud mental, como la demencia o Alzheimer. 

Si necesitas más información, o realizar este tipo de trámites, en nuestro blog podrás encontrar una publicación acerca de cómo puedes solicitar las ayudas a la dependencia

Cómo medir los 3 grados de dependencia, el índice Barthel

Está muy bien conocer los 3 tipos de grados de dependencia, y qué los clasifica, pero también es importante saber cómo medirlos. Para medir el índice de grado de dependencia de una persona se utiliza el índice o escala de Barthel.

 

Esta escala se encarga de evaluar 10 acciones que realizamos las personas en nuestro día a día y darles una puntuación, yendo de la máxima (15) a la más baja (0) para determinar el nivel de dependencia de las personas. Una persona que tiene autonomía absoluta obtendrá un 100.

Los grados de dependencia comienzan en orden descendente, siendo 75 puntos el grado I, 50 puntos es el umbral del grado II y 25 puntos cuando comienza el grado III.

En IMA Contigo disponemos de una solución para todas aquellas personas, dependientes o no, para asegurar que algo tan básico, pero vital, se lleve a cabo de manera correcta. Nos referimos a la toma de la medicación.

Ofrecemos, sin coste alguno, la dispensación de medicación organizada a domicilio

En personas polimedicadas o crónicas la toma de pastillas puede convertirse en un engorro, en IMA Contigo colaboramos con las farmacias para que preparen la medicación dividida en tomas diarias, para cada semana y durante todo el mes y la hagan llegar hasta el domicilio de la persona.

Contáctanos y comienza ahora.

Similar posts

Suscríbete aquí: